domingo, 3 de septiembre de 2017

EL PROBLEMA ES QUE LA TESIS NO SE PUEDE PARIR CON CESÁREA

Solo para contextualizar, estaba total y absolutamente fatigada con la tesis, ya solo me faltaba un paso para terminar todo el proceso y entonces  en una tarde de verano en España, me siento terriblemente frustrada y hasta decepcionada.  La única forma que encontré fue escribir sobre mis emociones en el proceso de hacer una tesis.
                                              

Aunque soy madre, no tengo ni idea de qué es un dolor de parto pero si estoy segura que un parto se parece a una tesis, y claro! hay diferencias interesantes como por ejemplo:
Cuando sabes que estas embarazada eres muy feliz, tanto que se parece al día que te dicen que te aceptan en el doctorado.
Soportas las maluqueras con amor, con la tesis soportas las correcciones y si eso no tiene amor, entonces no sé como se sigue adelante.
Vas a controles constantes y ves a tu lindo bebe; con la tesis vas a reuniones con los tutores y parece que la tesis fuera un engendro.
El parto es doloroso y puede durar varias horas, la tesis es dolorosa y ese dolor te dura varios años.
Te preparas con mucha antelación para el día del parto, y con la tesis preparas con mucha antelación la presentación.
Al final del parto ya no tienes lagrimas, y al final de la tesis … TAMPOCO.
En el parto te ofrecen epidural, con la tesis añoras una epidural.
En un parto los médicos y enfermeras te dicen puja! Puja! En una tesis los tutores y colegas te dicen escribe!  Escribe!.
Cuando llega el parto crees que te has preparado lo suficiente y no es así, cuando vas a presentar la tesis … pasa igual.

Entonces, el problema es que no hay tesis sin dolor y eso es justamente lo que termina haciéndola valiosa.  Y aunque no sufrí dolores de parto si sufrí dolores de tesis, donde lloré, renegué,  me enfurecí, me sentí frustrada y hasta me sentí quedada (poco inteligente).


-->
Al final las tesis son como los bebes, siempre será bonitas para sus autores.

sábado, 31 de diciembre de 2016

SOLO GRACIAS

Un año maravilloso se despide hoy, un año de compartir de reir, de llorar, de disfrutar, fue diferente porque llegó cargado de momentos inolvidables,  en el que recibí visitas….



Conocí gente nueva y maravillosa, que me abrió sus corazones y me brindó su amistad…

Me reencontré con aquellos que no veía hace uuuuffffffff……




          

Conocí lugares que nunca imaginé ver con mis ojos  ...


Compartí con otros lo poquito que sé y me dejé guiar por los que si saben…
    



Y aprendí cosas de una cultura distante a la mía….

Hice cosas distintas e inesperadas (fui al super concierto de la feria)



Descubrí que la cola del avión es donde esta la movida y compartí incluso problemas bi- nacionales... jajajajajjaja




Y me reuní POR FIN!!!!! con mis hermanas….




-->
GRACIAS 2016, POR TODO Y POR TANTO, Y GRACIAS A TODOS POR COMPARTIR CONMIGO SU 2016.

lunes, 30 de mayo de 2016

LA BICICLETA Y YO

Hacía muchos años no montaba en una bicicleta, volver a hacerlo me encantó, aunque claro Murphy no me iba a dejar descansar.  Lo primero detectar cómo utilizar un servicio de bicicleta pre – pago, luego de mucho análisis logré descifrar los movimientos necesarios para tener una.  Esto ya parecía una profecía de lo que iba a ocurrir.

Una vez montada, solo podía pensar en como diablos podía permanecer en carril “cicloruta”, sin embargo no podría imaginar que la bicicleta tendía el control sobre mi ( por eso el titulo).  Transcurridos algunos metros, frente a mi apareció un bólido, que me hizo sentir terror y al congelarme (en una bici), la gravedad efectuó su poder sobre mí y caí al piso, ante los ojos atónitos de varios estudiantes, quienes muy preocupados me ayudaron a parar, sin saber que quien estaba más lastimado no era yo, si no mi ego, que reposaba a tres metros bajo tierra.   Pero las cosas no paran ahí, pues mucha gente se sintió aterrorizada, ante mi presencia (creo que notaron que la bicicleta tenía el control), e incluso algunos liberaron el espacio ante mi paso.

Mi ego lastimado ya se estaba recuperando, hasta cuando vi que google afirmaba que mi trayecto de 1 hora, se hacía en 19 minutos.  Si esto se hablara en términos académicos diríamos que la hipótesis se invalida.  Pero de todo esto me queda la pregunta ¿A que clase de personas le toma el tiempo google?, a campeones?.


Ah, una cosa más el tiempo ha mejorado, pues ya estoy más segura, los transeúntes más tranquilos y la bici bajo mi control. ;)