sábado, 25 de noviembre de 2017


Dos fragmentos de mi tesis, dos muy importantes… uno la dedicatoria para mis hijas, mi motor.  El otro, los agradecimientos, esos que pocas veces uno le expresa a la gente y que son tan importantes, es por eso que hoy los publico.


 *******************************************************************************
  


A Violeta y Antonia

                                                                                                                                                                           Una razón tu voz,
tu voz pequeña que lo llena todo.
MARTA GÓMEZ


  

AGRADECIMIENTOS

D
icen que las cosas menos planeadas son las que mejor ocurren, y creo que así es.  En mis planes no estaba hacer un Doctorado pero la vida me tenía reservada esa sorpresa; una sorpresa retadora,  que te deja a ratos sin aliento, o que te deja sólo en compañía de la frustración, del cansancio y a veces hasta de las lagrimas. Pero también están las ganas de terminar, las ganas de llegar, no a la meta sino al punto de partida, porque estos años me han permitido aprender que la Tesis Doctoral es el entrenamiento para una vida, esa que comienza cuando terminas la Tesis.

Agradezco a Dios por permitirme tener esta experiencia y por poner en mi camino a dos personas excepcionales que con mucho amor y paciencia me apoyaron desde el principio y creyeron en mí y en el silencio; mis directoras, Manuela Pardo y Clara Martínez, han sido fundamentales en este proceso, por eso les digo gracias, por su paciencia inagotable, por sus conocimientos, por guiarme en todo momento y por ser luz en los momentos de terrible oscuridad.

Agradezco al profesor Joaquín Aldás, por sus orientaciones y aclaraciones,  cuando parecía que nada tenía explicación.  También doy gracias a Adriana Mora, que con su amor y paciencia, no solo me apoyó, sino me dio palabras de aliento para seguir adelante.

Les doy gracias infinitas a mis hijas, Antonia y Violeta, por su paciencia y comprensión, porque a pesar de su corta edad supieron entender que habían domingos donde el juego y el descanso,  se cambiarían por  la tarea de la mamá (nombre en clave de la Tesis Doctoral en el entorno familiar).

También agradezco a mis padres, Clara y Jaime, por sus voces de aliento, por no dejarme bajar los brazos cuando creí que ya no podía más; gracias mamá por ayudarme con mis hijas, mientras atendía la Tesis.  Gracias papá por explicarme conceptos que no sabía que existían, ni como funcionaban.  Gracias familia por estar ahí y tolerar los cambios de planes por culpa de la Tesis.

Muchas gracias amigos: John, Mónica, Stellita, Connie, Marcela, Ángela, Vero, Adriana, Claudia, Jenny, Ana, Lena y Ana maría, por sus chistes, públicos y privados, porque sé que esa era su forma de animarme a seguir adelante.


-->
Temo que estos agradecimientos sean insuficientes, porque son tantas las personas  que me apoyaron y me animaron durante estos años, que las palabras seguro se quedan cortas.  Aún así,  sigo dando gracias porque este proceso no habría sido igual si alguno de ustedes no hubiera estado ahí para nosotras, la Tesis y yo.

domingo, 3 de septiembre de 2017

EL PROBLEMA ES QUE LA TESIS NO SE PUEDE PARIR CON CESÁREA

Solo para contextualizar, estaba total y absolutamente fatigada con la tesis, ya solo me faltaba un paso para terminar todo el proceso y entonces  en una tarde de verano en España, me siento terriblemente frustrada y hasta decepcionada.  La única forma que encontré fue escribir sobre mis emociones en el proceso de hacer una tesis.
                                              

Aunque soy madre, no tengo ni idea de qué es un dolor de parto pero si estoy segura que un parto se parece a una tesis, y claro! hay diferencias interesantes como por ejemplo:
Cuando sabes que estas embarazada eres muy feliz, tanto que se parece al día que te dicen que te aceptan en el doctorado.
Soportas las maluqueras con amor, con la tesis soportas las correcciones y si eso no tiene amor, entonces no sé como se sigue adelante.
Vas a controles constantes y ves a tu lindo bebe; con la tesis vas a reuniones con los tutores y parece que la tesis fuera un engendro.
El parto es doloroso y puede durar varias horas, la tesis es dolorosa y ese dolor te dura varios años.
Te preparas con mucha antelación para el día del parto, y con la tesis preparas con mucha antelación la presentación.
Al final del parto ya no tienes lagrimas, y al final de la tesis … TAMPOCO.
En el parto te ofrecen epidural, con la tesis añoras una epidural.
En un parto los médicos y enfermeras te dicen puja! Puja! En una tesis los tutores y colegas te dicen escribe!  Escribe!.
Cuando llega el parto crees que te has preparado lo suficiente y no es así, cuando vas a presentar la tesis … pasa igual.

Entonces, el problema es que no hay tesis sin dolor y eso es justamente lo que termina haciéndola valiosa.  Y aunque no sufrí dolores de parto si sufrí dolores de tesis, donde lloré, renegué,  me enfurecí, me sentí frustrada y hasta me sentí quedada (poco inteligente).


-->
Al final las tesis son como los bebes, siempre será bonitas para sus autores.

sábado, 31 de diciembre de 2016

SOLO GRACIAS

Un año maravilloso se despide hoy, un año de compartir de reir, de llorar, de disfrutar, fue diferente porque llegó cargado de momentos inolvidables,  en el que recibí visitas….



Conocí gente nueva y maravillosa, que me abrió sus corazones y me brindó su amistad…

Me reencontré con aquellos que no veía hace uuuuffffffff……




          

Conocí lugares que nunca imaginé ver con mis ojos  ...


Compartí con otros lo poquito que sé y me dejé guiar por los que si saben…
    



Y aprendí cosas de una cultura distante a la mía….

Hice cosas distintas e inesperadas (fui al super concierto de la feria)



Descubrí que la cola del avión es donde esta la movida y compartí incluso problemas bi- nacionales... jajajajajjaja




Y me reuní POR FIN!!!!! con mis hermanas….




-->
GRACIAS 2016, POR TODO Y POR TANTO, Y GRACIAS A TODOS POR COMPARTIR CONMIGO SU 2016.